Archivo

Posts Tagged ‘Diario’

GARANTÍAS, POR FRANCHO 2.0 EN DIARIO ARAGONÉS

En Diario Aragonés

Los lemas de las campañas electorales son un aspecto en el que los analistas, publicistas, politólogos se fijan más que el electorado.

Horas de debate y discusión para elegir la mejor frase, la que mas empatice con la ciudadanía, la que haga ganar o perder votos.

En estas elecciones de mayo de 2011 el PAR ha tenido la “brillante idea” de incluir en su “mensajería” las siguientes palabras: “Garantía de un buen gobierno”. Todo es discutible, ¿todo? Hay un caso donde ese slogan alcanza las mayores cotas de desverguenza o ridículo político: La Muela.

Precisamente aquí , en la Muela gobernada por el PAR, con su alcaldesa María Victoria Pinilla, que sonó para alcaldable para Zaragoza por su “eficacia en la gestión municipal”, Biel dixit, que fue en las listas del PAR a las Cortes de Aragón, que fue consejera comarcal del PAR en la comarca de Valdejalón, precisamente aquí el PAR se atreve a anunciarse con sendos carteles pegados en la calle con el nombre del sustituto de Pinilla como “garantía de un buen gobierno”. Sobran palabras, comentarios y epítetos.

La esperanza es que ayer tuvimos ocasión de estar en La Muela en un mitín de los nacionalistas aragoneses con casi un centenar de valientes que se atrevieron a desafiar a lo que ya existe para rebelarse contra “el viento” de la desvergüenza política. Vibrantes y brillantes fueron intervenciones de Adrián Tello, candidato a la alcaldía de La Muela, de Chesús Bernal y José Luis Soro, además de la presentación de Pedro Bartolomé. Hay que dar el paso , también en la Muela o quizá aquí más que en ningún sitio.

CREMATORIO, POR FRANCHO 2.0

Vía Diario Aragonés

Estos días se está haciendo publicidad de una nueva serie de televisión en una cadena privada titulada como este artículo:

Crematorio. La corrupción es el eje central de su argumento, pero, como en los contratos, también hay que leer “la letra pequeña“, porque ahí surje la sorpresa , estupefacción, asombro o busque cada uno el adjetivo que mejor le defina su estado de ánimo, cuando se ve el logotipo de la Generalitat valenciana como patrocinadora de la misma.

En estos momentos, donde “trajes y regalos” que son solo la punta del iceberg del ladrillazo y la corrupción allá en Valencia, hay que ver el poco “reparo” que ha demostrado el PP levantino.

Puestos a “ligar“, al modo tan genuinamente surrealista, lo de allá con lo de acá: ¿Se imaginan que en Aragón, se publicitaran vallas, por ejemplo, con el logotipo de los regionalistas del PAR (al estilo de los que se ven ahora apropiándose partidista e indebidamente de la televisión pública y demás proyectos del gobierno) recordando la gestión en el ayuntamiento de La Muela como paradigma de la acción municipal?

Aunque pensándolo más tranquilamente tampoco sería tan “disparatado” que hubiera pasado, al menos hasta hace bien poco  “justito” antes de que se hicieran públicas las investigaciones judiciales, Pinilla “era todo un ejemplo de cómo se hacen las cosas en política“, según decía Biel, incluso se rumoreó que la todavía alcaldesa iba a coger su proyecto de tranvía y “desembarcar” como candidata a la alcaldía de Zaragoza.

Y la “despedida” de hoy es para recordar que esta presunta corrupta sigue siendo la regidora del municipio aragonés porque así lo quieren PP y PSOE. Hay que recordar siempre, y más ahora en plena precampaña electoral,a quienes se negaron a votar en el Senado una propuesta conjunta de los nacionalistas aragoneses y baleares para impedir situaciones de este tipo.

BELLOCH COMPARA AL FUNDADOR DEL OPUS DEI CON LUIS BUÑUEL

Juan Alberto Belloch (Alcalde Zaragoza)Todavía estoy alucinando. Acabo de leer la comparación de José María Escrivá de Balaguer con Luis Buñuel en el Diario Público

José María Escrivá de Balaguer, (Huesca 1902, Roma 1975), fundador del Opus Dei, canonizado por la Iglesia y condecorado con dos medallas de honor por el dictador Francisco Franco tendrá también a partir de ahora una calle en Zaragoza. La decisión, ratificada el martes, obedece a un empeño personal del alcalde socialista Juan Alberto Belloch, que define a Escrivá como “el aragonés más importante de la segunda mitad del siglo XX y de mayor proyección internacional, exceptuando a Luis Buñuel”.

La decisión se tomó en la última reunión de la junta de Gobierno de Zaragoza y tendrá que aprobarse en el próximo pleno. La corporación municipal decidió también el cambio de nombre de 43 calles de la ciudad, en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica. La intención inicial de Belloch era incluir la calle de Escrivá en esos cambios de nombre, pero tras la polémica suscitada en los últimos días, el nombre del fundador del Opus estará al final en una vía nueva.

El nombramiento ha recibido fuertes críticas desde personas del propio partido del alcalde, a los que Belloch no ha dudado en calificar como “sectarios”. El regidor explicó que en un primer momento se había decidido dedicar a Escrivá la calle del General Sueiro, (destacado militar franquista), pero se cambió de idea para “evitar romper el consenso sobre la Ley de la Memoria Histórica” de la comisión que ha estudiado durante dos años la nomenclatura franquista del callejero de Zaragoza.

El historiador aragonés e hijo adoptivo de la ciudad de Zaragoza, Julián Casanova, destaca que el personaje en cuestión murió en Roma en 1975, “antes de que le diera tiempo a hacer la transición democrática”. El autor de La Iglesia de Franco (Crítica) señala ese detalle para explicar que José María Escrivá de Balaguer es un personaje muy ligado al franquismo. Primero como confesor espiritual del propio Franco y después como fundador de una organización que predicó “la subordinación de la mujer” y practicó “la depuración de intelectuales y liberales de la universidad” durante todo el régimen.

“Sin valores democráticos”

“Puedo entender que la Iglesia le haga santo y en eso no me meto, pero este hombre no encarna ningún valor democrático que merezca que se le reivindique”, sentencia Casanova.

El historiador y el grupo municipal de la Chunta Aragonesista coinciden en señalar la inoportunidad del alcalde al invocar el recuerdo de un personaje que ni siquiera nació en Zaragoza (es natural de Barbastro, Huesca) y que silenció las constantes violaciones de los derechos humanos del régimen de Franco. Destacan a la vez el olvido al que están sometidos los 3.543 muertos en la ciudad entre 1936 y 1946. Muchos de ellos, en la fosa común del cementerio.